MURAL GRAFFITI Kabukichō (歌舞伎町) TOKIO

MURAL EN PARED PATIO INTERIOR

¿DÓNDE HEMOS HECHO EL MURAL GRAFFITI TOKIO?

Este mural graffiti TOKIO está pintado sobre una pared de un patio interior en una casa particular de estilo japonés.

A pesar de tener poca visión del mural, este era visible desde el interior de la casa. Por ello se optó por realizarlo y poder tener una vista más agradable que un muro de hormigón color gris.

CÓMO SE PINTÓ EL MURAL GRAFFITI TOKIO

 

En este vídeo podéis ver el proceso del mural.

Primero de todo se empezó dando un tono negro a toda la pared.

Seguidamente se fue marcando las líneas de los edificios y figuras.

A continuación, se fueron definiendo los edificios.

Finalmente se añadieron efectos de luces, brillos y detalles.

 

MOTIVOS DEL MURAL

Ya que la casa estaba completamente diseñada con un estilo japonés moderno, el motivo del mural debía seguir la misma línea.

La elección de una imagen de una calle real se debió a que se buscaba una visión lo más real posible de un entorno urbano de Japón.

El cliente quería tener la sensación de que tenía esa misma calle enfrente de su casa cuando mirara a través de la ventana.

Esta calle en concreto, Kabukichō (歌舞伎町) es un vecindario de ShinjukuTokioJapón. Se considera el barrio rojo más importante de Japón.

 

LA SUPERFICIE DEL MURAL

El mural Tokio se pintó sobre una pared de encofrado liso.

Como se observa en el resultado, este tipo de pared es ideal para conseguir una acabado fino del mural.

En el resultado final se ha conseguido una bonita decoración con acción, colorido y elegancia.

 

TÉCNICA UTILIZADA

La técnica que hemos utilizado en este graffiti se basa únicamente en el uso del aerosol o spray directamente sobre la superficie.

Se ha trabajado con mucho detalle consiguiendo la calidad que se puede apreciar en las fotografías.

Esto se consigue gracias a la baja presión de los sprays utilizados y una buena técnica en la aplicación.

 

PROTECCIÓN Y ACABADO DEL MURAL

Para proteger el mural frente a manchas y su posterior limpiado, se ha protegido con un barniz de poliuretano satinado.

Esta protección permite limpiar con un trapo húmedo cualquier mancha del mural sin que se desgaste la pintura que lo compone.

Las manchas que se pueden limpiar son las que permiten ser limpiadas con un trapo húmedo, que suelen ser las más habituales.

A su vez, al ser poliuretano, repele el agua y otros líquidos, evitando que sean absorbidos por la pared y se formen manchas.

El acabado satinado unifica los brillos de la pintura utilizada dando un aspecto de póster pegado en la pared.

También aumenta la fijación del mural y durabilidad en los tonos de color durante años.

 

MÁS INFORMACIÓN:

Si están interesados en nuestro servicio de pintura mural les podemos ofrecer un proyecto personalizado para su empresa, negocio o particularmente.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Abrir chat