GRAFFITI TREN «PETADOS CREW» – Lommel (Belgium). ©2013 [Spray]

Mural legal en tren «Whole Car» con PETADOS CREW ( Ma’La, Urih, Resm y Baie ) en Lommel,  Belgium.
Tren con graffiti y elementos hip hop, carácteres, muñecos y realismo con letras «PETADOS CREW»

Podeis contactarnos para exhibiciones de Graffiti, arte urbano y murales artísticos para eventos y presentaciones.

 

VIDEO DEL «MAKING OF»/HOW TO/CÓMO SE HIZO – LEGAL WHOLE CAR TRAIN

Ma’La Productions

WHOLE CAR – VAGÓN DE TREN ENTERO ACABADO 

tren-petados-train-graffiti

«PETADOS CREW» EN ACCIÓN – WHOLE CAR ACTION

petados-tren-graffiti-action


«VAGONES ENTEROS» («WHOLE CARS») –
Extracto de “Los Graffiti” (“Getting Up”) de Graig Castleman, 1982.

«Como su propio nombre indica, se trata de pintadas que ocupan todo un vagón, de arriba a abajo y de un extremo al otro. Los vagones miden unos tres metros y medio de alto por unos dieciséis de largo.

Los vagones enteros suelen ser pintados por grupos que comparten la pintura y las técnicas y, por lo general, trabajan conforme a un boceto en papel trazado con antelación. En la creación de un vagón entero se utilizan una gran cantidad de sprays – se dice que la media son veinte -, y los escritores pasan a veces varias semanas “mangando”, eso sí, selectivamente, la pintura necesaria para el trabajo. Cuando se trata de un grupo, los pintores más experimentados se encargan de dibujar los diseños preliminares y de pintar las decoraciones y los contornos de los nombres, mientras que los escritores con menos práctica realizan las tareas de rellenado y pintado de los fondos. Por lo general, un vagón pintado por un grupo incluye los nombres de cada uno de los componentes del mismo en forma de firmas añadidas en la parte inferior o en uno de los extremos del coche. En tamaño grande se suelen pintar el título de la obra, un mensaje o el nombre del grupo que la ha realizado.

Ciertos escritores son capaces de pintar por sí solos un vagón entero. Todo escritor que se precie intentará pintar, aunque no sea más que una vez, un vagón entero sin ayuda de nadie, y muchos de ellos lo hacen con frecuencia.

A fin de poder pintar la parte superior del vagón, los escritores tratan de encontrar cajones o escaleras. Pero i no encuentran nada a mano o tienen prisa por terminar el trabajo, dan un salto para agarrarse al canalón situado encima de las puertas y se cuelgan de él con una mano mientras pintan con la otra. Para llegar a otras zonas, los escritores se cuelgan de una estrecha arista que correo todo el largo del techo del vagón, sosteniéndose con los pies en los pequeños tornillos que sobresalen en los laterales.

El ser capaz de hacer una “quemadura” que ocupe todo un vagón es, para la mayoría de los escritores, el resumen del estilo y la técnica, y los escritores que lo consiguen son muy admirados por sus colegas.»

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Menú